10 películas imprescindibles de Woody Allen

cannes-cafe-society

Después de algún título bastante flojillo en su carrera, Woody Allen vuelve a estar de actualidad y esta vez para bien, con Café Society (2016) protagonizada por Kristen Steward, Jesse Eisenberg, Steve Carrel y Blake Lively. Y es que hacer una película al año es lo que tiene, no siempre que te quedan igual de redondas. Pero está claro que hace ya mucho que Allen rueda por pura diversión, y que el perfeccionismo no es algo que le preocupe, sino que más bien lo hace por el puro placer y puro ego de saber que puede rodearse de los mejores actores del momento y que, haga lo que haga, cuenta con una legión de fans incondicionales que verán sus películas en el cine (entre los cuales, confioso que me encuentro).

Ya pasó con Blue Jasmín (2013), una película que brilló gracias a Cate Blanchett y que conservo como una de mis favoritas del director. Justo antes, se rodó A Roma con amor (2012), un auténtico horror que no solo me aburrió, sino que me pareció la peor película de toda su carrera. Antes pasó lo propio con la popular y aclamada Midnight in Paris (2011), ya que un año antes se estreba Conocerás al hombre de tus sueños (2010), muy castigada por la crítica y que yo disfuté discretamente, pero sin más.

Las dos películas previas a Café Society fueron Irrational Mal y Magia a la luz de la luna, que apenas merecen una mención especial. Por lo tanto, disfrutemos de este momento dorado de Allen porque si seguimos esta regla de tres, al año que viene nos volverá a tocar una de estas cintas menores, que entretienen pero que no calan.

Para celebrar el éxito de Café Society, repasamos la carrera del cineasta para seleccionar los que bajo mi criterio, son sus mejores títulos:

  • Annie Hall (1977)


Continue reading

Manhattan y el inconformismo emocional

Manhattan, Woody Allen

El domingo me acerqué hasta el Círculo de Bellas Artes para ver un clásico de la Historia del Cine: Manhattan (1979). No recuerdo cuándo vi por primera vez esta película del genio Woody Allen, probablemente fue en la facultad. Lo cierto es que además de haber disfrutado mucho más de este segundo visionado, me ha dejado un sabor de boca diferente. Al final el cine es como todo en la vida, en función del momento vital en que te encuentres, la interpretas de una manera o de otra.

Para todos aquellos que aún no han visto Manhattan o no recuerdan del todo la cinta, haré un pequeño resumen. El protagonista y director es Woody Allen, que interpreta a Issac Davis, un escritor de comedia para la televisión cuya vida sentimental pasa por dos fracasos matrimoniales, una actual romance con una jovencita de 17 años y una relación con la amante de su mejor amigo, Yale.

Todo un lío amoroso al más puro estilo Allen. Prácticamente todas las películas del director tienen como base este tema: el inconformismo emocional. Algo que puede parecer actual (¿acaso tus padres o tus abuelos no te han dicho eso de «es que ahora las parejas no aguantan nada»?), pero lo cierto es que no es nuevo, ni mucho menos. Es más, yo diría que va intrínseco en las personas. Y según la visión de Woody Allen, más en los hombres.

Otra cosa es que algunas personas encuentren a otras con las que querer establecerse y, digámoslo de alguna manera, «conformarse». Pero, ¿nos conformamos de verdad? Por decirlo de una forma sencilla, parece que nunca estamos contentos con lo que tenemos. Cuando estamos en una relación seria echamos de menos las ventajas de estar soltera o de los líos amorosos cortos, fugaces y pasionales. Cuando tenemos precisamente esto, echamos de menos la estabilidad de poder contar con una persona en la que confiar y que te aporte seguridad. Y no, las dos cosas no se pueden tener.
Continue reading