Inside Jobs y el desastre globalizado

inside jobs

Ver Inside Jobs antes de irte a la cama no es una buena idea. Y no porque esta película documental sea mala, todo lo contrario, es muy buena. Lo que pasa es que la realidad que muestra es tan desoladora que una de dos: o sales a la calle y montas una revolución o te pones a llorar desconsoladamente. No hay término medio.

En mi caso no salí a la calle porque eran las dos de la mañana cuando acabé de verla y en el barrio londinense donde vivo no estaría muy bien visto que una española loca tomara las calles a esas horas, así que sólamente me quedó la segunda opción: ponerme a llorar.

Para quien no sepa de qué va esta película documental ganadora del Óscar este año, sólo contaré que trata la historia del desastre financiero que empezó en EEUU y que ha salpicado a todo el mundo (que nos los digan a los españoles, ¿no?).
Continue reading