Crónica Low Festival 2014

low

Continuamos con las crónicas de los festivales que han formado parte de mi verano con uno estelar, el Low Festival. Tradicionalmente, suelo comenzar la temporada de festivales con una visita en mayo a Murcia para ir al SOS  4.8 . Este año, por motivos de trabajo, no pude dar el toque de salida hasta el Low Festival, que se celebraba del 25 al 27 de julio. Un ambiente genial, una buena organización y sobre todo, unos conciertos de 10, bien merecieron las horas interminables del viaje en coche Madrid-Benidorm, con su consecuente regreso Benidorm-Madrid. Esta es mis crónica.

Low Festival

La cita musical comenzaba el viernes con unos León Benavente sonando de fondo mientras entrábamos al recinto, pero a los que no llegamos a ver en directo ¡una pena! A pesar de ello, no puedo quejarme ya que mi temporada festivalera comenzaba con una actuación de super lujo: Vetusta Morla.

Parecía casi imposible que un disco nuevo de los madrileños pudiera gustarme más que los anteriores, pero la banda ha conseguido superar todas mis expectativas con “La Deriva” (2014). Ya había ganas de verlos en directo, entre otras cosas porque me quedé sin entradas para los conciertos que dieron hace poco en La Riviera, Madrid. Canciones nuevas como Fuego, Golpe Maestro o la misma La Deriva simplemente suenan perfectas en directo. Qué ganas de volver a vivirlo y gritar aquella frase ya mítica de “ser valiente no es solo cuestión de suerte”. Vosotros sí que sois unos valientes, y no, no es solo cuestión de suerte, sino de talento y trabajo duro.

Después del directazo de Vetusta Morla, ¿qué mejor que un poquito de diversión de la mano de los DJ de los diferentes escenarios del recinto? Vamos, un comienzo de fiesta de lo más esperanzador.

El sábado tocó día de playa, es lo bueno que tienen estos festivales que se celebran en la costa… Por la tarde volvimos al recinto para disfrutar de nuestra segunda jornada musical que comenzaba con Xoel López, todo un musicazo al que ya ha tenido el placer de ver en directo varias ocasiones. Esta vez tocó junto con su banda los temas del que probablemente sea su trabajo más personal: “Atlántico” (2012), en el que explora las raíces latinas para alejarse del pop británico, además de repasar canciones de trabajos anteriores como mi favorito: “Reconstrucción” (2008).

xoe

Y llegó el turno a los más esperados de la noche, y para muchos de todo el festival, Massive Attack. A los británicos, uno de los padres del trip-hop, ya los vi en directo hace ya unos años en un festival de música electrónica en Madrid del que ya no recuerdo el nombre… Pero de lo que sí me acuerdo es que sin duda me impactaron, mucho más que en su discos.  Como era de esperar, en el Low Festival también ofrecieron una actuación hipnótica, cargada de sonidos envolventes, voces sugerentes y sus habituales mensajes sociales y políticos creados para agitar las conciencias. Todo un espectáculo digno de ser visto.

Las exigencias de los ingleses de que ninguna otra banda estuviera tocando en los diferentes escenarios mientras ellos lo hacían, produjo que tanto la actuación de Second como la de Corizonas se acortaran, para disgusto tanto de los propios músicos como de los asistentes a los que estos directos nos supieron a poco. Al día siguiente, la organización del Low Festival pedía disculpa en Facebook alegando el motivo indicado anteriormente, que se trataba de una exigencia de Massive Attack, argumento ante el cual un usuario respondía que eso ya lo debían de haber previsto antes de organizar los horarios… Este punto junto con la restricción de salida del recinto fueron con seguridad con los grandes hándicap a mejorar.

Por lo demás, mi noche del sábado finalizó con la actuación de los también ingleses, Editors que presentaban “The Weight of Your Love” (2013), un trabajo mucho más digerible y destinado a un público más mayoritario que su anterior disco, el complejo a la par que interesante “In This Light and On This Evening” (2009). Como era de esperar, los presentes acompañamos a Tom Smith y compañía en esta explosión de rock, pop y electrónica para finalmente enloquecer con el tema Papillon.

El domingo llegó la tercera y última jornada con unos Kaiser Chiefs totalmente desenfrenados. Imposible no saltar mientras se cantaba aquello del “Oh my God I can’t believe it”. La banda demostró que su indie-rock es de lo más potente, loco, disparatado y sobre todo ¡muy divertido! Vamos, perfecto para un festival. ¡Espero volvérmelos a encontrar muy pronto!

¿Qué puedo decir de Izal que no hayáis leído ya en la crónica del Sonorama? Con este directo me llegaron directamente al corazón, al que ya tenían conquistado desde la publicación de sus dos trabajos: “Agujeros de gusano” (2013) y “Magia y efectos especiales” (2012). Un gran descubrimiento en directo que hace que una se sienta orgullosa de que Madrid de tan buenos músicos. ¡Gracias chicos por vuestra puesta en escena!

Y por último… Love of Lesbian. Cualquier que me conozca un poco sabe el amor que siento por los lesbianos. Un amor un poco irracional que me ha hecho verlos ya varias veces (mejor no decir los números). Como siempre, un directo divertido que nos hizo bailar, cantar, saltar y sobre todo, disfrutar ¿qué más se puede pedir para pasarlo bien en un festival? Santi Balmes y compañía siguen estando igual de locos, y eso nos encanta. Al igual que nos encanta que en los festivales saquen a relucir su repertorio más alegre y que aquellas canciones más de “bajona” las reserven para aquellos directazos en solitario que tanto disfrutamos. Gracias y otra vez gracias por hacérnoslo pasar siempre tan bien.

Si no estuviste en el Low Festival o quieres revivirlo, estos vídeos son una pequeña miestra de lo que se vivió en el recinto más indie de “la California española”, es decir, Benidorm. ¿Viste algún concierto diferente de los que hablo en esta crónica? ¡Cuéntanos cómo fue! Queremos escucharte 😉



One thought on “Crónica Low Festival 2014

  1. Pingback: Vetusta Morla estrena videoclip: "Fuego" - La Chica Sonora

Deja un comentario