Más folk, country y rock en lo nuevo de Ryan Adams

Ryan-Adams-608x405

El nuevo disco de Ryan Adams no defrauda. Si bien es cierto que dentro de su larga discografía hay trabajos más iregulares que otros -véase Heartbreaker (2000) o Easy Tiger junto a The Cardinals, (2007)-, dentro de todos ellos siempre encuentras pequeñas obras maestras que “salvan” a los menores. Este es el caso de su último trabajo, el homónimo disco Ryan Adams (2014). No se trata de su mejor trabajo, pero sí cuenta con grandes temas como los adelantos My wrecking ball y Gimme something good.

Por un lado, My wrecking ball tiene el sello 100% Ryan Adams, un tema crudo y directo, con apenas elementos: una guitarra y una voz que relata una historia. Poesía musical muy en la línea de su anterior trabajo Ashed And Fire (2011). Por otro lado, Gimme something good cuenta con otro elemento característico de su carrera: el rock en estado puro. Guitarras eléctricas con buenos swings y unos estribillos pegadizos perfectos para ser cantados.

Dos estilos muy diferentes que a su vez representan la carrera de un músico que combina a la perfección el rock con el country, folk y pop. Estas son las pruebas:


Pero si hay un tema que me ha conquistado de este trabajo es I Just Might, que comienza con una guitarra hipnótica y oscura acompasada de una que voz con matices poco explorados previamente por Ryan ¡Escúchala!

Otro tema que también me ha gustado mucho es Let Go, donde se reconoce el estilo folk-pop en el que tan a gusto se siente el músico, entre otras cosas porque realmente se le da bien:

A rasgos generales puedo decir que Ryan Adams es un disco agradable, con grandes temas como los citados anteriormente y otros que una vez escuchados te das cuenta de que no han causado una gran impresión en ti. No me parece un trabajo tan personal ni tan elaborado en cuanto a las letras como el anterior, Ashed And Dush, o mi favorito: Love is Hell (2004). Tampoco cuenta con los elementos rockeros y grandes hits del Gold (2001). Aún con todo, merece la pena, y mucho, echarle un par de escuchadas, dejarte envolver por ese universo tan especial que elabora Ryan Adams y disfrutarlo.

Ahora la pregunta es… Ryan, ¿cuándo vas a venir a España? ¿Por qué nos quieres tan poco? Tus fans estamos deseando verte en directo ¡¡Muchas ganas!! 🙂

Deja un comentario