Mad Cool 2017: Día 3 (8 de julio). Wilco nunca defrauda y Kings of Leon dan el mejor concierto de la noche

Kings of Leon, Mad Cool Festival

Después de la polémica creada sobre si el festival abriría o no sus puertas el sábado debido al accidente mortal del acróbata Pedro Aunión, finalmente la organización de Mad Cool emitía un segundo comunicado donde quedaba claro que el espectáculo iba a continuar. Y así fue. Esta es la crónica de los conciertos que que viví en esta tercera jornada: Wilco, Manic Street Preachers, y Kings of Leon. Aunque los disfruté intensamente, en el ambiente se palpaba la tristeza por lo sucedido en el día anterior.

Día 3. Los conciertazos: Wilco, Manic Street Preachers y Kings of Leon

A las 19:45 puntuales salían Wilco al escenario principal para ofrecer un concierto tan potente como a los que nos tiene acostumbrados los estadounidenses. Un valor seguro que nunca defrauda. Jeff Tweedy y su banda abrió con Random Name Generator para continuar con la locura experimental que es Vía Chicago con unas guitarras que parece que van a explotar. I am trying to break your heart y otros temas más recientes como If I ever was a child o Art of Almost nos demostraron, como no podía ser de otra manera, que el talento de estos músicos que han sabido revolucionar el folk-country norteamericano es totalmente imparable.

Con grande himnos como Jesus etc., Impossible GermanyHummingbird ya se metieron totalmente al público en el bolsillo. Coreamos los estribillos, los bailamos y nos fundimos con su melancolía líquida. Gracias Wilco por este concierto. Gracias por mantener un sello de identidad tan propio y relevante.

* Vídeos del concierto en la página de Facebook de La Chica Sonora.

Manic Street Preachers, Mad Cool

A Wilco le siguió la actuación de una banda mítica: los galeses Manic Street Preachers y su working class rock, muy depurado después de 25 años de carrera musical. Quizás ya no tengan esa furia de antaño y su protesta política no sea tan potente, pero lo que sí está claro es que la banda sigue en plena forma. Se echó de menos la presencia del bajista Nicky Wire que por motivos familiares no pudo estar, pero fue bien solventado por Richard Beak como reemplazo. No fallaron James Dean Bradfield a la voz y guitarra, y Sean Moore a la batería.

Temas como Motorcycle Emptiness, que vio la luz en 1992, siguen sonando perfecta en directo. Lo mismo sucede con su gran himno If You Tolerate This Your Children Will Be Next, hit del disco imprescindible “This Is My Truth Tell Me Yours (1998) -inspirado en la Guerra Civil Española-, del que también es contemporáneo You Stole the Sun from My Heart.

Rock alternativo con mucho toque de britpop, así son los Manic, una banda cuyo último gran hit fue hace 10 años: Your Love Alone Is Not Enough, y que por supuesto no pudo faltar en el Mad Cool. Pero como toda banda mítica, aunque sus últimos trabajos no hayan conseguido las ventas y éxitos del pasado, ellos siguen trabajando, porque el rock es su vida, y siempre es un placer disfrutar de un concierto tan agradecido como el suyo, con música “de siempre” que sigue sonando perfecta en directo.

Antes del gran momento de la noche, la actuación de Kings of Leon, se produjo un homenaje a Pedro Aunión a través de la canción Purple Rain de Prince, que justo sonaba cuando se produjo el accidente fatal. Momentos emotivos y muy tristes, de los que te dejan pensando sobre cómo debe uno comportarse y si realmente es una frivolidad o no estar pasándolo tan bien en el festival cuando apenas 24 horas antes una persona había perdido la vida a pocos metros de distancia de ti.

A los pocos minutos del homenaje, los hermanos Followill (+primo) salieron a escena para ofrecer un concierto que fue pura bestialidad musical. Sin duda, el mejor concierto de la noche (con permiso de Wilco) y de los mejores del festival junto a Ryan Adams y Foo Fighters. Había tenido alguna oportunidad previa, pero por diversos motivos aún no había podido ver en directo a los de Tennessee. Y lo disfruté. Vaya si lo disfruté.

El concierto fue una explosión de hit tras hit: The Bucket, Crawl, Notion, Knocked Up… La banda también repasó gran parte de su último trabajo, el más que notable “Walls” (2016) con temas como Reverend, Over o Find Me. Canciones acompañadas de una sobresaliente puesta en escena con creaciones de vídeo arte que se podían ver en las pantallas del propio escenario. La combinación no podía ser mejor.

Los registros vocales de Caleb me dejaron totalmente impresionada y me alegró comprobar que los problemas con el alcohol del cantante parece que ya están controlados (y que hay que recordar que casi acaban con la banda). Su sonido envolvente, que fusiona el rock sureño con el garage y el indie, sonó tan depurado y perfecto como me esperaba gracias al talento y pasión de estos musicazos que no defraudaron.

Use Somebody y Sex on Fire lanzaron a la locura musical a un público entregado que no podía parar de cantar. El concierto, que duró una hora y media (una hora menos que los cabeza de cartel de los días anteriores) concluyó con Waste A Moment. Un 10.

Después de Kings of Leon le tocó el turno a M.I.A. tan cañera e incendiaria como siempre. Su Born Free sonó de lujo aunque como ya la había visto anteriormente decidí pasar por el escenario KOKO para descubrir la propuesta festivalera y bailable de Foster The People con su archiconocido Pumped Up Kicks o Houdini. Sin duda, una opción muy divertida, ideal para finalizar la noche. ¡Hasta el próximo año!

Fotos: Mad Cool Festival.

Deja un comentario