Luis Ramiro: música, crowdfunding y pasión

Luis Ramiro

Hace casi un año que vi en concierto por primera vez a Luis Ramiro. Fue en diciembre del 2012 en la sala Galileo Galilei (Madrid). Recuerdo que fui para acompañar a una amiga, y lo hice totalmente “virgen”, sin haber escuchado nada de él. Y esto es lo bonito de la historia. Cuando un músico te sorprende y su música te engancha gracias a su directo sin haber tenido un conocimiento previo de sus temas, entonces surge la magia.

En este mismo lugar, en una abarrotada sala Galileo, algo parecido me pasó con Quique González hace ya muchos años. Eso sí, en el caso de Quique él jugaba con ventaja porque ya había devorado previamente “Personal” (1998) y “Salitre 48” (2001). ¡Cómo pasa el tiempo! Pero volvamos a mi historia de amor musical con Luis Ramiro…

Después de la primera toma de contacto en aquel directo, he ido desgranado tema a tema sus discos y he visto cómo triunfaba con su campaña de crowdfunding para grabar “El monstruo en el armario” (2013), presentado hace unos meses en la Sala Joy Slava de Madrid. También se ha convertido en imagen de la campaña “Gente que abre camino” de Cortefiel, gracias a la cual formó parte el pasado sábado, 12 de octubre, de los Conciertos Retrato de los Teatros del Canal. Un concierto muy especial en el que el músico estuvo acompañado de músicos como Pedro Guerra, Conchita o Funambulista.

Si de algo puede presumir Luis Ramiro es de contar con un público entregado y muy fiel. Muchos de ellos no se pierden uno de los conciertos que mensualmente ofrece el músico en la Galileo. Aunque mi pasión por el músico sea algo más limitado, le he visto en directo tres veces en menos de un año. Algo que solo había hecho previamente con el citado Quique González, Love of Lesbian o Vetusta Morla. Por lo tanto, algo de amor sí que hay.

Y este es el que demostramos todos los presentes el sábado en los Teatros del Canal. Un concierto que comenzó con el tema Jorge I de su anterior trabajo “El mundo por delante” (2011), para después ir presentando los temas nuevos de “El monstruo en el armario”: Mariposas imposibles, Besos de hilos, Annie Hall… Y además repasar otros del citado anterior disco como las bombas de relojería El rey de la pista y Un amor sin estrenar.

luisramiro

A los pocos temas de comenzar el bolo salió a escena Funambulista para interpretar a dúo la preciosa canción que es Pandora. Conchita fue la siguiente invitada para primero acompañar a la banda a la batería en el tema En círculos y después acompañar con su particular voz a Luis Ramiro en Te quiero y te odio.

Melodías de amor y desamor, celos y pasiones. Letras nostálgicas que nos recuerdan a personas que estuvieron en nuestra vida y otras que anuncian el comienzo de bonitas historias aún por llegar. La temática de las letras del músico siempre tocan estos temas tan universales. Quizás por eso, entre tema y tema Luis Ramiro se siente en la extraña obligación de querer tirar por tierra con sus palabras esa imagen de chico bueno y sensible que ofrecen sus letras y mostrar otra más gamberra, más prototípicamente masculina. Pero interpretaciones como las del tema Lazos de Pedro Guerra, con el propio Guerra en el escenario, y Cuenta conmigo no engañan. Luis Ramiro, algo de sentimentalismo sí que hay ¡Reconócelo!

Para lo bises se dejó temás que en directo sacan su espíritu más rockero como Tonterías y Nos casamos en Las Vegas. El concierto terminó con El tiovivo, una canción que cierra muy bien sus directos y que anima a levantarse y echarse unos bailes antes del “hasta pronto” final.

Después del concierto, había una fiesta con Luis Ramiro en Contraclub. Para entrar, solo era necesario presentar la entrada. Aunque no pude asistir, me pareció una idea muy buena y una forma muy original de acercar al músico con su público. ¿Tú estuviste?

Deja un comentario