Exit Through the Gift Shop, Banksy se ríe de la industria

banksy

Esta mañana me encontraba repasando alguno títulos de películas documentales que por algún motivo u otro me han gustado especialmente en los últimos años. Mientras hacía este ejercicio mental, ha venido a mi cabeza Exit Through the Gift Shop (2010), el documental del street artist más conocido del planeta: Banksy.

Y por este motivo, he pensado que merecía la pena rescatar para La Chica Sonora, dándole algún retoque actual, el post que en su momento titulé “Banksy y el Street Art” publicado en mi antiguo blog en marzo del 2011… Aquí va 🙂

Desde hace unas semanas, estoy realizando un corto documental sobre el Street Art (léase, arte callejero) aquí en Londres. La verdad es que en un primer momento el tema no me llamaba la atención pero a medida que el proyecto avanzaba junto al resto del equipo, cada vez me gustaba más. Este es el resultado:

Realizar este proyecto me ha servido para darme cuenta de varias cosas. La primera: Londres es una ciudad donde las oportunidades surgen donde y cuando menos te lo esperas. Dos: este documental sería imposible de hacer en Madrid. Tres: el documental de Banksy es un gran documento visual.

Y lo tengo que decir porque rectificar es de sabios. Por muchos prejuicios que tenga hacia este grafitero, lo cierto es que Exit Through the Gift Shop es una gran cinta que en su momento subestimé. Gracias a un segundo visionado y una mente más abierta he sabido disfrutar y apreciar un falso documental, también conocido como mockumentary, ácido y muy crítico con la industria del arte que ha sabido reirse tanto de sí mismo como de la persona que firma como director, Banksy.

El personaje principal de la cinta, Thierry Guetta, es un apasionado por el street art que deja su tienda de Los Angeles para viajar y conocer a algunos de los artistas callejeros más importantes como Invader, Shepard Fairey y finalmente Banksy quien vela, como siempre ha hecho, por su anonimato tapando en todo momento su rostro cubierto con una capucha. A través de este viaje y de los vídeos que obsesivamente graba Guetta conocemos dos mundos para muchos de nosotros eran desconocidos hasta la fecha: el street art y la industria del arte desde dentro.

Banksy destripa una industria en la que está plenamente asentado. De hecho, cualquiera de sus piezas es sinómino de éxito y de grandes cifras. Y es que parece que la única forma de críticar algo es conociéndolo en profundidad, y esto es lo que demuestra esta cinta brillante que estuvo nominado a los Oscar en el 2011 en la categoría de Mejor Documental. Pasen y vean:

¿Has visto ya la película? ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario