“La mujer del animal”: dramatismo crudo y real de la violencia de género

Fotofija pelicula La mujer del animal

El viernes llega a nuestros cines una película dura, muy dura… Tan dura que estremece pensar que esté basada en hechos reales. Hablo de La mujer del animal, la nueva película del director colombiano Víctor Gaviria que después de más de diez años regresa a la gran pantalla, distribuida por Cinemaran. Su última película fue Sumas y restas (2005), desde entonces ha estado cociendo a fuego lento esta obra desgarradora que no es otra cosa que un retrato crudo y real de la violencia de género.

Como es habitual en el trabajo de Gaviria (conocido mundialmente por La vendedora de rosas), los actores de la película no son profesionales sino “actores naturales” (no profesionales). Este realismo, cercano al género documental, nos embriaga y nos sacude por partes iguales.

La mujer del animal es la historia de Amparo (Margarita Gómez), quien huye por miedo a su padre del internado de monjas para niñas pobres en el que vive. Tras su huida, se reúne con su hermana en un barrio marginal de Medellín donde conoce al primo de su cuñado, Libardo, más conocido como Animal. Desde ese momento él decide que Amparo va a convertirse en su mujer, la droga con burundanga para raptarla y comenzar un largo cautiverio basado en violaciones constantes físicas y emocionales. La violencia de la película no es gratuita, se podría decir que está incluso contenida, pero nos cala y nos golpea en lo más hondo. Continue reading