Vuelve el mejor “Black Mirror” de la mano de Netflix

san-junipero_plyima20161026_0030_4

Sí, ya he devorado los seis nuevos capítulos de Black Mirror, la serie original de Charlie Brooker para la cadena inglesa Channel 4 que para esta tercera temporada se ha estrenado a nivel mundial en Netflix. La original e inquietante serie distópica compuesta de capítulos autoconclusivos sobre las consecuencias del uso de la tecnología en nuestra sociedad, ha regresado con novedades.

En esta ocasión el número de capítulos sube a seis, frente a los tres de las pasadas dos ediciones además del genial especial de Navidad de la segunda temporada protagonizado por Jon Hamm. Otra novedad es que aunque nos sigue inquietando como nunca ofrece visos de luz un poco más esperanzadores como por ejemplo puede ser el capítulo San Junípero. De hecho, este capítulo es sin duda uno de los favoritos de los espectadores.

El propio creador, Charlie Brooker, habla precisamente de este capítulo en esta entrevista a El País: “El primer día que me senté a escribir la nueva temporada entré en pánico”, reconoce. “Dios mío, qué vamos a hacer y contar en seis episodios’, pensé. Entré en pánico absoluto, pero me dije que con suerte se me ocurriría algo y así fue. Lo primero que se me ocurrió fue la historia del episodio llamado San Junipero y me salió porque me propuse seriamente hacer algo completamente distinto a lo que habíamos hecho”.

Pero lo cierto es que cada capítulo es una pequeña obra maestra y aunque algunos temas te lleguen y te calen más que otros, ninguno te deja indiferente. En esta tercera temporada tenemos de todo:
Continue reading

Series de autor: The Office y Spaced

Spaced

Igual que existe el cine de autor, también hay un pequeño rincón en la televisión (o en Internet) para aquellas series personal, con sello propio, hechas más allá de un fin comercial. Se trata de series que que nacen con la etiqueta “de autor”.

No son muchas, es cierto, ya que la mayoría de las series siguen unos parámetros establecidos, unas fórmula aprendidas desde el guión hasta la producción, edición y distribución. Ojo, no critico estas fórmulas ya que la gran mayoría de mis series de culto forman parte de la industria televisiva: A dos metros bajo tierra, Los Soprano, Breaking Bad, Mad Men… Seguir los parámetros de la industria no es sinónimo a ofrecer un producto basura, aunque eso es otro tema del que me encargaré otro día.

Hoy quería hablar de otro tipo de series, de las denominadas anteriormente como como “series de autor”. Dentro de éstas se encontrarían las inglesas The Office (la original, no la estadounidense) y Spaced. Dos productos hechos para hacernos reir de una forma no convencional, despertarnos la sonrisa a través del absurdo, de las situaciones comprometidas, y del uso de los recursos audiovisuales llevados al extremo.
Continue reading

Black Mirror o el futuro que nos espera

Black Mirror

El lunes comencé a ver Black Mirror, la serie británica emitida en Channel 4, y tengo que admitir que no recuerdo la última vez que me sentí tan impactada ante una serie.

Cada capítulo de Black Mirror trata una historia de forma independiente, lo que hace que se pueda ver de forma desordenada ya que ni los personajes ni las tramas son las mismas. Lo que sí tienen en común todos sus capítulos es la visión negativa y desesperanzadora del uso de las nuevas tecnologías en las distintas sociedades futuras.

Este hilo conductor nos hace reflexionar y, como fue mi caso, incluso soñar con estos supuestos futuros de personas pegadas a un ordenador, a un móvil, a la realidad aumentada o incluso a un chip implantado en el cuerpo que permite archivar los recuerdos como si de un USB se tratase.

Lee el artículo completo en mi blog personal beatrizcebas.com, donde periódicamente hablo sobre comunicación, social media y cine digital.