Ray Manzarek, The Doors y el cine

The Doors

El martes toda la prensa, especializada y generalista, se hacía eco de la notica. Ray Manzarek (1939-2013) el mítico teclista de The Doors y cofundador de la banda junto a Jim Morrison había muerto. Sucedía el día 20 en Alemania, donde el músico se encontraba recibiendo un tratamiento para el cáncer que padecía. Y así, de un día para otro, la historia del rock se volvía a quedar huérfana. Ya ha perdido a muchos padres y madres, pero no por ello cada vez que sucede duele menos.

Manzarek escapó a la maldición de ser un cadaver bien parecido como Jim Morrison, Janis Joplin, Jimi Hendrix o Brian Jones. No quiso pertenecer al Club de los 27 y siguió viviendo como lo que siempre había sido: un gran músico.

Logró que su fama no desapareciera con la disolución de The Doors, dos discos después de la muerte de Jim Morrison en 1971. Continuó cultivando ese particular estilo personal, tan característico y reconocible en los temas de la banda. Sin estos toques psicodélicos, sin ese teclado que hacía las veces de bajo, sin su aportación a las letras de la banda, sin la intro de Light my fire… Sin todo eso, la historia de The Doors sería bien distinta.

¿Qué habría hecho Morrison en compañía de otros músicos? ¿Y Manzarek? Es probable que ambos, en solitario, hubiesen logrado formar bandas de talento. Lo que nunca sabremos es si ahora estaríamos hablando de ellos como algunos de los músicos más influyentes de la historia del rock del siglo XX.
Continue reading