Mad Cool 2017: Día 2 (7 de julio). Ryan Adams, guitarras y melancolía folk como refugio emocional

Mad Cool Festival 2017

La segunda jornada del Mad Cool se teñía de tristeza por el accidente mortal del acróbata Pedro Aunión justo antes del concierto de Green Day. El viernes, después del concierto de Ryan Adams, muchos de nosotros no nos percatamos de lo sucedido. Según he podido leer, el accidente se vio en las pantallas del escenario principal, además de vivirlo en persona las personas que estaban en las primeras filas esperando el comienzo del cabeza de cartel. Sin embargo, lo único que sabíamos todos los demás es que la actuación de Green Day se estaba retrasando media hora. En un festival a un retraso no se le suele dar mucha importancia ya que es algo totalmente habitual, nunca imaginas que detrás haya un motivo tan triste y desgraciado.

Cuando a través de las redes sociales descubrí la triste noticia me quedé desolada y con muchas preguntas. Los saltos, la adrenalina desatada y los constantes “Madrid, let’s go crazy!” por Billie Joel Armstrong y compañía parecían irreales, fuera de lugar, insensibles incluso. Luego se ha sabido que la banda no fue informada de la muerte del trabajador y que de haberlo sabido lo más probable es que hubiesen cancelado la actuación.

La falta de comunicación y la decisión de seguir adelante con toda la programación por parte del festival ha sido muy criticada. Según hemos conocido por el segundo comunicado oficial publicado por Mad Cool, en todo momento se siguieron las recomendaciones de las fuerzas de seguridad del Estado para evitar problemas de seguridad. El problema es que intentar “tapar” esta información durante las cuatro horas y media que pasaron hasta que se publicó el escueto primer comunicado, quizás no fuera lo más acertado.

Por aquel entonces la noticia ya había saltado en todos lo medios de comunicación, sus redes sociales, las redes sociales de los asistentes… En un mundo donde la publicación de un comentario o una noticia es tan accesible a un solo clic, dejar que pase tanto tiempo hasta emitir un primer comunicado oficial, no parece lo más acertado ya que genera desconcierto por parte de un público que sí merece saber lo que ha sucedido.

Pero esta es mi opinión personal. Hasta que no sepamos todos los detalles de lo sucedido y se investigue a fondo, realmente todo lo que digamos son palabras vacías. De nada sirve acusar al festival sin conocer los detalles y qué cartas habrá que tomar en el asunto.

Día 2: El conciertazo. Ryan Adams

Continue reading

Mad Cool 2017: Día 1 (6 de julio). Foo Fighters arrasan y Quique González nos roba el corazón

Foo Fighters, Mad Cool 2017

A pesar del pánico despertado por la lluvia y los rumores de la posible cancelación de los conciertos, el Mad Cool se desarrolló ayer en perfectas condiciones. Si el inicio el festival sí estuvo un poco pasado por agua, el tiempo nos respetó para disfrutar de los que fueron los grandes conciertos de la noche: Quique González y Foo Fighters. Me quedé sin ver a Foals o Belle & Sebastian, que también me gustan mucho, pero cuando los horarios coinciden toca elegir y en esta ocasión no tengo duda de que fue la decisión adecuada.

Con chubasquero, bolsas de plástico en los pies y muchas ganas de disfrutar, entramos en la Caja Mágica que, a diferencia de la pasada edición, ha modificado los escenarios para llevar prácticamente la totalidad de la oferta musical al aire libre. Se trata de una decisión adecuada ya que el año pasado únicamente había dos escenarios en este espacio, además de tres escenarios cubiertos y limitados por aforo dentro de la propia Caja Mágica. Esto suponía una logística complicada a la hora de desplazarse de uno a otro y, lo más importante, se olvidaba la idea de estar en un festival, no había césped, no había cielo… Solo un espacio cubierto.

Como comento, este año se han creado cuatro escenarios al aire libre que nos permiten movernos de uno a otra de una manera más sencilla. Otro dato positivo, el pago de las consumiciones este año es en efectivo en vez de con la pulsera de acceso al recinto, que el año pasado dieron muchos problemas.

Como punto negativo a destacar: el espacio de restauración. En esta ocasión lo han trasladado a la parte cubierta, en donde además hay un pequeño escenario. Colas infernales, olores (además de la comida hay varios baños en la zona)… En definitiva, mala decisión.

Pero vamos al lío… ¡la música!

Día 1: Los conciertazos. Quique González y Foo Fighters

Continue reading