Cibeles de Cine: Programación de agosto y septiembre

Cibeles de Cine

Por si aún no lo conoces, hoy quería hablarte de Cibeles de Cine , un proyecto que conozco de cerca desde su primera edición y al que tengo un cariño especial. Se trata del cine de verano que por quinto año se celebra en la Galería de Cristal de CentroCentro (Madrid), y que está gestionado por mk2 Sunset Cinema. Desde Cibeles de Cine que abriera sus puertas el pasado 29 de julio, más de 15.000 personas han disfrutado de su programación, una combinación de clásicos, títulos icónicos y de culto, y los éxitos de la temporada. ¿Aún no has ido? Hasta el próximo 9 de septiembre, aún puedes pasarte por este emblemático edificio y disfrutar de películas como:

  • Exitos recientes: Tres anuncios en las afueras, Perfectos desconocidos, Campeones, Isla de Perros, The Florida Project, Call Me By Your Name o En realidad nunca estuviste aquí.
  •  Películas de culto: Blade Runner, Manhattan, El apartamento, Ladrón de bicicletas (70 aniversario), La princesa prometida, ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, Old Boy, Cinema Paradiso o Akira (30 aniversario).
  • Clásicos: La ventana indiscreta, El golpe, El gran dictador, Cantando bajo la lluvia, La reina de África, o El guateque. 
  • Todos los viernes y sábados se celebra las Cibeles Midnight Movies. La propuesta incluye títulos de culto que van desde el anime japonés (tributo al director Satoshi Kon con Perfect Blue y Paprika), art-house americano (La semilla del diablo, Miedo y asco en Las Vegas, Requiem por un sueño, Buffalo ’66), alocadas comedias (La Vida de Brian, Atrapado en el tiempo) o las películas que nos fascinaron en los 80 (Tiburón, Los Cazafantasmas).
  • Películas donde la música es un protagonista más: Dirty Dancing, All that Jazz, Moonrise Kingdom, Maria by Callas (María Callas) y Whitney (Whitney Houston).

Eventos de Cibeles de Cine

Además de las proyecciones, varias de estas sesiones incluyen eventos temáticos en torno a las película que se proyectan. Ayer, 3 de agosto, se celebraba la “Fiesta Summer Loving” en torno a Grease con música de la época y cócteles temáticos. ¡Fue muy divertido! Si te lo perdiste, apunta los próximos_

Continue reading

Manhattan y el inconformismo emocional

Manhattan, Woody Allen

El domingo me acerqué hasta el Círculo de Bellas Artes para ver un clásico de la Historia del Cine: Manhattan (1979). No recuerdo cuándo vi por primera vez esta película del genio Woody Allen, probablemente fue en la facultad. Lo cierto es que además de haber disfrutado mucho más de este segundo visionado, me ha dejado un sabor de boca diferente. Al final el cine es como todo en la vida, en función del momento vital en que te encuentres, la interpretas de una manera o de otra.

Para todos aquellos que aún no han visto Manhattan o no recuerdan del todo la cinta, haré un pequeño resumen. El protagonista y director es Woody Allen, que interpreta a Issac Davis, un escritor de comedia para la televisión cuya vida sentimental pasa por dos fracasos matrimoniales, una actual romance con una jovencita de 17 años y una relación con la amante de su mejor amigo, Yale.

Todo un lío amoroso al más puro estilo Allen. Prácticamente todas las películas del director tienen como base este tema: el inconformismo emocional. Algo que puede parecer actual (¿acaso tus padres o tus abuelos no te han dicho eso de “es que ahora las parejas no aguantan nada”?), pero lo cierto es que no es nuevo, ni mucho menos. Es más, yo diría que va intrínseco en las personas. Y según la visión de Woody Allen, más en los hombres.

Otra cosa es que algunas personas encuentren a otras con las que querer establecerse y, digámoslo de alguna manera, “conformarse”. Pero, ¿nos conformamos de verdad? Por decirlo de una forma sencilla, parece que nunca estamos contentos con lo que tenemos. Cuando estamos en una relación seria echamos de menos las ventajas de estar soltera o de los líos amorosos cortos, fugaces y pasionales. Cuando tenemos precisamente esto, echamos de menos la estabilidad de poder contar con una persona en la que confiar y que te aporte seguridad. Y no, las dos cosas no se pueden tener.
Continue reading