Stockholm: más allá del típico juego de seducción

STOCKHOLM

Por fin he visto Stockholm, una película que desde antes de estar en el cine y gracias a la campaña de crowdfunding, y por lo tanto de marketing, que hicieron para recaudar fondos ya tenía ganas de ver. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando he sacado un rato para verla en casa a través de Filmin.

Como ya sabéis los que me conocéis un poco, soy una gran amante del cine, y veo varios títulos a la semana, ya sea por trabajo o por placer, pero no hablo de todos ellos en el blog. Sin embargo, me ha parecido interesante escribir un post sobre la película de Rodrigo Sorogoyen producida por Caballo Films por varios motivos.

El primero es que se trata de una cinta sin grandes pretensiones, que demuestra algo que siempre he defendido y es que un buen guión es la base de toda gran película que se precie. Stockholm es una apuesta por la interpretación, por los giros de guión, por el diálogo y por un Madrid del que cada vez que me alejo, acabo volviendo para me enamorarme más de él.

La trama es aparentemente sencilla: chico conoce a chica en un garito por la noche. Una historia común, cotidiana. Un chico (Javier Pereira, cuya interpretación le valió el Goya al Mejor Actor Revelación) se va de fiesta con su colega y allí se queda prendado de la mirada de una chica (Aura Garrido). Sin pensárselo dos veces la busca por todo el bar para entablar una conversación con ella. A partir de este momento comienza el aparente juego de seducción clásico de «chico persigue a chica, chica pasa del chico diciéndole que le deje en paz, chico es insistente a pesar de las negativa de la chica, chica acaba encontrando atractivo a chico».
Continue reading