Exit Through the Gift Shop, Banksy se ríe de la industria

banksy

Esta mañana me encontraba repasando alguno títulos de películas documentales que por algún motivo u otro me han gustado especialmente en los últimos años. Mientras hacía este ejercicio mental, ha venido a mi cabeza Exit Through the Gift Shop (2010), el documental del street artist más conocido del planeta: Banksy.

Y por este motivo, he pensado que merecía la pena rescatar para La Chica Sonora, dándole algún retoque actual, el post que en su momento titulé “Banksy y el Street Art” publicado en mi antiguo blog en marzo del 2011… Aquí va 🙂

Desde hace unas semanas, estoy realizando un corto documental sobre el Street Art (léase, arte callejero) aquí en Londres. La verdad es que en un primer momento el tema no me llamaba la atención pero a medida que el proyecto avanzaba junto al resto del equipo, cada vez me gustaba más. Este es el resultado:

Realizar este proyecto me ha servido para darme cuenta de varias cosas. La primera: Londres es una ciudad donde las oportunidades surgen donde y cuando menos te lo esperas. Dos: este documental sería imposible de hacer en Madrid. Tres: el documental de Banksy es un gran documento visual.
Continue reading

Parecidos razonables: Shout Out Louds y The Cure

The Cure

Tengo que reconocer que disfruto mucho escribiendo estos post de “parecidos razonables” donde comparo la música de una banda ya consagrada con otra más joven. Sí, esta es una manera de sacar el diablillo que tengo dentro a través de estas pequeñas “maldades” jeje 😉

Aunque en ocasiones los parecidos crucen la línea de lo “razonable”, esto no quiere decir que no me gusten los temas nuevos. Simplemente opino que a veces la influencia y admiración que sienten por estas bandas debería ser, ¿cómo decirlo? Menos evidente.

Hoy le toca el turno a la banda indie sueca Shout Out Louds y su particular homenaje a The Cure. Me refiero a la canción Tonight I Have to Leave It:


Continue reading

Recordando a Chris Marker: La Jetée

La Jetée

Chris Marker, o lo que es lo mismo, uno de esos genios locos que se convierten en leyenda. Como buen artista, Marker (pseudónimo de este francés al que se le atribuye la creación del ensayo cinematográfico) era excéntrico, celoso de su intimidad, original y desconcertante. Así lo fue toda su vida hasta que hace un año, el 29 de julio del 2010 fallecía, en París.

La Jetée (1962) es, junto a Sans Soleil (1982), su obra más conocida. Esta fotonovela fílmica de 29 minutos sirvió como fuente de inspiración a Terry Gilliam para la creación de la película 12 Monos (1995), otra película de culto de nuestra cultura audiovisual más reciente.

Dejando atrás su tradición de documentalista, con La Jetée Marker se adentra en el mundo de la ficción donde un París debastado por una Tercera Guerra Mundial es el escenario principal de la historia. Viajes en el tiempo, amor, experimentos científicos, encuentros con la muerte. Estos son los temas que se pueden experimentar de forma hiptónica en La Jetée.
Continue reading

Series de autor: The Office y Spaced

Spaced

Igual que existe el cine de autor, también hay un pequeño rincón en la televisión (o en Internet) para aquellas series personal, con sello propio, hechas más allá de un fin comercial. Se trata de series que que nacen con la etiqueta “de autor”.

No son muchas, es cierto, ya que la mayoría de las series siguen unos parámetros establecidos, unas fórmula aprendidas desde el guión hasta la producción, edición y distribución. Ojo, no critico estas fórmulas ya que la gran mayoría de mis series de culto forman parte de la industria televisiva: A dos metros bajo tierra, Los Soprano, Breaking Bad, Mad Men… Seguir los parámetros de la industria no es sinónimo a ofrecer un producto basura, aunque eso es otro tema del que me encargaré otro día.

Hoy quería hablar de otro tipo de series, de las denominadas anteriormente como como “series de autor”. Dentro de éstas se encontrarían las inglesas The Office (la original, no la estadounidense) y Spaced. Dos productos hechos para hacernos reir de una forma no convencional, despertarnos la sonrisa a través del absurdo, de las situaciones comprometidas, y del uso de los recursos audiovisuales llevados al extremo.
Continue reading

El amor, la belleza y Won Kar-Wai

In the mood for love
Si hace unas semanas ya hablaba de una de mis películas de culto por excelencia, Lost in Translation (2003), hoy le toca el turno a otro de los grandes títulos del cine contemporáneo: In the Mood for Love (2000).

Que Won Kar-Wai sabre retartar ambientes y contar historias como nadie no es ningún secreto. Sus películas emanan una elegancia y belleza visual singular. Se trata de una belleza que pocas veces se encuentra en el cine actual, donde el montaje rápido es la línea predominante. Las cintas de Won Kar-Wai respiran una emocionante tranquilidad.

El director hongkonés no siempre consigue películas redondas, como fue el caso de My Blueberry Nights (2007), una película increíblemente hermosa en cuanto a la parte visual pero insuficiente en cuanto al trabajo de guión. Otras veces, consigue obras maestras. Obras de esas a las que uno nunca se cansa de mirar y admirar. Este es el caso de In the mood for love.

La primera vez que vi la película fue hace unos siete años, cuando un amigo me dejó el DVD y lo clasificó como “imprescindible”. He de admitir que esta primera vez me gustó, pero no consiguió transmitirme tanto como la segunda vez que la vi hace dos años, cuando vivía en Londres. Un tercer visionado una tarde de domingo madrileño de hace un par de meses me confirmó lo que ya sabía: In the Mood for Love es una obra maestra, tanto visual como argumentalmente.
Continue reading

La soledad del viajero

La soledad el viajero

Seguro que a ti también te ha pasado. Seguro que tú también has sentido esa sensación de soledad, de nostalgia muchas veces incomprendida que surge cuando viajamos y tenemos experiencias vitales. Se trata de una nostalgia especial por algo que nunca vivimos, de una soledad que aparece cuando estamos en constante cambio. Este pensamiento ha venido a mi mente en muchas ocasiones.

Durante mi estancia en Londres en el año 2011, publicaba habitualmente en otro blog llamado masquetrapo (2007-2011). Por desgracia, el blog sufrió la peor catástrofe técnica de todas y la gran mayoría de sus contenidos se perdieron. Sobra decir lo que aquello significó para mi. Cinco años trabajo, de entrevistas, críticas, crónicas de conciertos, reflexiones… Cinco años borrados por un solo click. Por este motivo, decidí que esa etapa había finalizado y que era el momento de comenzar un nuevo blog, La Chica Sonora, con más personalidad y acorde a mi manera actual de pensar y entender la vida. Como veis, no me gusta ser pesimisa 🙂

El caso es que de todos estos trabajos, tuve la suerte de haber podido recuperar algunos, entre los que se encuentra este post “La soledad del viajero”, publicado originariamente el 9 de marzo del 2011. Hoy, por motivos personales, he querido rescatarlo y volverle a dar vida para dedicárselo a una persona muy especial. Él sabe quién es.

La soledad del viajero

El título de este post puede sonar demasiado rotundo, romántico, o melodramático. Cualquiera de estos tres adjetivos, así como una larga lista de sinómimos e incluso de antónimos, valdrían para definir un estado de ánimo que surge en aquellos que estamos en constante movimiento.
Continue reading

La influencia de Jeff Buckley llega al cine

Jeff Buckley

¡Buenos días! Ayer La Chica Sonora cumplía un mes de vida. ¡Cómo pasa el tiempo! Muchas gracias a todos los que me están ayudando a sacar adelante este blog y recordad… ¡¡Lo mejor está aún por llegar!! Para celebrar este acontecimiento, quería escribir un post sobre uno de mis músicos favoritos. Jeff Buckley (1996-1997) es todo un mito, una leyenda a la que siempre me gusta visitar y envolverme en su melancolía suave con una sonrisa. Un músico que con su único trabajo de estudio publicado en vida, “Grace” (1994), ha conseguido colarse en el listado de los artistas más influyentes de los años 90.

Jeff Buckley siempre siempre ha sido un cantante enigmático. Desde la primera vez que le escuché me sentí inmediatamente atraída por ese particular timbre de voz que parece confesarnos un secreto íntimo contado a pleno pulmón. Como muchas de las leyendas musicales de las últimas décadas (Ian Curtis, Kurt Cobain…), Buckley perdió la vida muy jóven, pero los motivos de su muerte nunca han quedado claros. Aunque la causa más probable sea el suicido, lo cierto es que el aura de misterio que rodea su muerte ha hecho que ésta se haya mitificado como un accidente.

Influenciado por Led Zeppeling, Jimi Hendrix y Pink Floyd, el joven Buckley nunca pudo imaginar que “Grace” pasaría a la historia como uno de los mejores discos de la década. Pero lo cierto es que desde que Buckley saltara a la escena musical, han sido muchos los artistas que se han fijaron en este músico de riffs rabiosos, voz quebrada y letras intimistas. David Bowie, Jimmy Page, Robert Plant y Bob Dylan no tardaron en clasificar a Jeff Buckley como uno de los músicos más importantes del momento.

El trabajo contiene la famosa versión del Hallelujah de Leonard Cohen, además de temas insuperables como Eternal Life, So Real o Last Goodbye:

Después de su muerte, su legado ha seguido vivo. A día de hoy, su particular estilo sigue siendo una referencia clara en los grupos actuales. La voz de Matthew Bellamy, cantante de Muse, así como varias de las melodías de la banda son el ejemplo más claro.
Continue reading