La soledad del viajero

La soledad el viajero

Seguro que a ti también te ha pasado. Seguro que tú también has sentido esa sensación de soledad, de nostalgia muchas veces incomprendida que surge cuando viajamos y tenemos experiencias vitales. Se trata de una nostalgia especial por algo que nunca vivimos, de una soledad que aparece cuando estamos en constante cambio. Este pensamiento ha venido a mi mente en muchas ocasiones.

Durante mi estancia en Londres en el año 2011, publicaba habitualmente en otro blog llamado masquetrapo (2007-2011). Por desgracia, el blog sufrió la peor catástrofe técnica de todas y la gran mayoría de sus contenidos se perdieron. Sobra decir lo que aquello significó para mi. Cinco años trabajo, de entrevistas, críticas, crónicas de conciertos, reflexiones… Cinco años borrados por un solo click. Por este motivo, decidí que esa etapa había finalizado y que era el momento de comenzar un nuevo blog, La Chica Sonora, con más personalidad y acorde a mi manera actual de pensar y entender la vida. Como veis, no me gusta ser pesimisa 🙂

El caso es que de todos estos trabajos, tuve la suerte de haber podido recuperar algunos, entre los que se encuentra este post “La soledad del viajero”, publicado originariamente el 9 de marzo del 2011. Hoy, por motivos personales, he querido rescatarlo y volverle a dar vida para dedicárselo a una persona muy especial. Él sabe quién es.

La soledad del viajero

El título de este post puede sonar demasiado rotundo, romántico, o melodramático. Cualquiera de estos tres adjetivos, así como una larga lista de sinómimos e incluso de antónimos, valdrían para definir un estado de ánimo que surge en aquellos que estamos en constante movimiento.

No es la primera vez que salgo de Madrid para ir a vivir a otra ciudad, otro país… Tarde o temprano, de forma inevitable, aflora ese sentimiento de soledad tan peculiar que no es el mismo que surge cuando estás en tu ciudad natal. Es el sentimiento de soledad del viajero, el sentimiento del desarraigo y la incertidumbre.

Hace casi dos meses que dejé Madrid por Londres y aunque mi vida ha cambiado bastante desde entonces, ese sentimiento, esta sensación ya conocida, se mantiene. No es una consante, pero sí algo que aparece en determinadas circunstancias, con pequeños detalles diarios. Es una nostalgia reflejada en las vivencias del pasado y proyectada en un futuro que te impide disfrutar del presente.

Este sentimiento de no saber a qué lugar perteneces se acentúa cuando vuelves al lugar considerado como el hogar. En mi caso, ha pasado este fin de semana durante mi viaje a Madrid. Ésta es una ciudad para amar y odiar a partes iguales, como Londres, a diferencia de que aquí se encuentran las personas que más quiero y una rutina adquirida por el paso de los años.

La incertidumbre de vivir en una ciudad nueva causa tanta emoción como desesperanza. Son sensaciones contradictorias que forman parte de esto que he titulado “la soledad del viajero”. Porque cuando eliges cambiar de ciudad quieres descubrirlo todo sobre este nuevo lugar, y también esperas que con el viaje algo cambie dentro de ti. Algo que te haga desear volver al hogar, a Ítaca.

El problema surge cuando vuelves y descubres que todo ha cambiado, o lo que es peor, que nada ha cambiado excepto tú. Ya no eres la misma persona que se fue, y ahora toca preguntarte si realmente éste es tu hogar o si no es mejor volver a escapar para que esa nostalgia, esa soledad, te vuelva a recordar dónde está tu hogar y quiénes son las personas que realmente importan.

Versión del tema de Antonio Vega, Mi hogar en cualquier sitio. Tema interpretado por Depedro y Caléxico.

♫ Mi Hogar En Cualquier Sitio – DePedro, Calexico spoti.fi/Jl3DHL

4 thoughts on “La soledad del viajero

  1. Para bien o para mal, somos muchos los que hemos sentido, o incluso sentimos diariamente, esa soledad del viajero… A veces me pregunto si es solo pasajero o siempre irá conmigo… 😉

  2. Pingback: Manhattan y el inconformismo emocional | La Chica Sonora

  3. Pingback: Happy Together: Soledad, nostalgia y amor tóxico | La Chica Sonora

Deja un comentario